Buscar este blog

viernes, 25 de febrero de 2011

SABROSO Y RALUY, DOS DEPORTISTAS EN EL OLIMPO DE LOS CAMPEONES

Ángel Sabroso y Oscar Raluy, ante el mural que conmemora su actuación en la final del Campeonato del Mundo disputado el 30 de enero de 2011,  en Suecia. (Foto:MB)
El balonmano grancanario, en presencia del presidente del presidente nacional Juan de Dios Román, rinde homenaje a los colegiados de la reciente final del Campeonato del Mundo

José Juan Ojeda, otrora árbitro, ejerció esta noche como maestro de ceremonias para amenizar el acto de agradecimiento del balonmano grancanario a los colegiados Ángel Sabroso y Óscar Raluy, por su extraordinaria actuación en el reciente Campeonato del Mundo disputado en Suecia. Sus emotivas palabras rescataron la cerrada ovación de los asistentes cuando en nombre de Paco Luchoro (ex colegiado), Fernando Sánchez y José Antonio Rodríguez Nordelo (ex técnicos) transmitió la felicitación de éstos "desde el cielo".
El cálido recibimiento a los deportistas homenajeados
en el RC Náutico  (Foto: MB)
  La velada se desarrolló en los salones del Real Club Náutico de Gran Canaria, con asistencia de casi un centenar de personas entre las que se encontraba el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Juan de Dios Román; el titular del Comité Nacional de Árbitros, Rodrigo Costas; el presidente de la Federación Canaria, Blas Parrilla, el presidente Territorial de Arbitros, José Cubas y el presidente de la Federación de Gran Canaria, Florencio Sánchez. También se unieron las parejas de colegiados participantes en la Copa de SM La Reina que tiene como escenario el pabellón Antonio Moreno de Las Remudas. "Este es un homenaje a dos deportistas campeones", subrayó acertadamente Ojeda, recordando la labor de Sabroso y Raluy al dirigir la gran final del torneo mundialista entre Francia y Noruega.
Leoncio Castellano y Juan de Dios Román (Foto: MB)
  Personaje tan ilustre en este deporte como Juan de Dios Román (jugador, técnico, seleccionador nacional y actual máximo mandatario), nos valoró la memorable hazaña de los colegiados grancanarios: "no podemos hablar de chavales a la hora de enjuiciar a Sabroso y Raluy, porque se trata de dos colegiados maduros que han demostrado a lo largo de los años que detrás hay calidad educativa, hay un buen trabajo de formación y muy buenas condiciones propias para este deporte. Es el único caso en la historia del balonmano mundial en el que dos colegiados debutantes alcanzan la final del torneo y, además, con un resultado extraordinario. Sólo nos queda aplaudir los méritos que han contraído y felicitar a todas aquellas personas que han apostado por ellos", comenta. 
Ángel Sabroso, Miguel Cifuentes, Álvaro de Castro, Pepe Cubas y Oscar Raluy: una imagen arbitral.
   Román hace hincapié que "lo que ha ocurrido en Suecia viene a demostrar que la propia Federación Internacional está en proceso de cambio. Y, en el caso de nuestros colegiados, ellos cimentaron su éxito en el acoplamiento perfecto a las innovaciones que se han producido en el arbitraje". El presidente de la Española comentó que no le había sorprendido la designación para la gran final porque "se veía venir. Y, además, este presidente protegió ante quien correspondía no sólo los valores de nuestro equipo nacional sino también las prestaciones altísimas que estaban ofreciendo nuestra pareja de colegiados".
  Al margen de las competiciones domésticas, SABROSO Y RALUY tendrán pronto que tomar las herramientas para reanudar su travesía internacional. Les espera un nuevo plato fuerte: Islandia-Alemania, partido clasificatorio entre dos rivales que se conocen al milímetro. Y allí tendrán que seguir certeros porque su Mundial continúa.

1 comentario:

  1. Tienes razón pero creo que este blog lleva poco tiempo

    ResponderEliminar